icono FACEBBOK icono TWITTER icono TWITTER icono YOUTUBE icono CARTAS AL DIRECTOR icono_INSTAGRAM.jpg icono DIRECCION icono DIRECCION

cabeceratribunabenemerita

atrincherado morro jable

Fue necesaria la activación de un negociador de la Guardia Civil que aplicó las técnicas de comunicación y persuasión que permitieron calmar la situación después de 3 horas de dialogo. Estaba siendo buscado por una requisitoria judicial y por la presunta autoría de un delito de malos tratos en ámbito familiar

10 de julio de 2024.- La Guardia Civil de Morro Jable ha detenido el pasado día 21 de julio a una persona de 34 años de edad por la comisión de varios delitos de malos tratos en ámbito familiar, amenazas y atentado a agente de la autoridad al arremeter de forma violenta contra los guardias civiles que iban a proceder a su detención y encerrarse en el interior de su vivienda teniendo que ser necesaria la activación de un negociador.

Los hechos ocurrieron el pasado día 20 de junio, cuando la Guardia Civil del Puesto P. de Morro Jable fue activada para actuar ante un posible caso de malos tratos en el ámbito familiar ocurrido en la localidad de Costa Calma (Pájara).

Una vez en el lugar, siguiendo los protocolos de actuación en estos casos se dio protección a la víctima siendo trasladada a dependencias oficiales y posteriormente a un lugar seguro, mientras por otro lado la Guardia Civil se trasladó a la localidad de Costa Calma para proceder a la detención del presunto autor, no llegando a ser posible este extremo por encerrarse este en el interior de la vivienda.

Al día siguiente, y con el objetivo de llevar a cabo la actuación policial, la Guardia Civil se volvió a personar en el domicilio del autor para llevar a cabo su detención, reaccionando el mismo de forma violenta hacia los agentes, encerrándose nuevamente en su domicilio y lanzando objetos y enseres por la terraza hacia todos los presentes.

Se da la circunstancia de que el autor se atrincheró en su domicilio realizando varios vídeos que fueron publicados en redes sociales profiriendo amenazas con autolesionarse o lesionar a cualquier persona que accediera a la vivienda. Ante esta circunstancia, la Guardia Civil activó un negociador, un agente especializado destinado en una Unidad de la isla de Fuerteventura para que utilizara las técnicas de comunicación y persuasión para hacerla desistir al tratarse de una situación de crisis de un atrincherado con amenazas de suicidio.

Durante tres horas este negociador especializado aplicó las técnicas de escucha activa, comunicación y persuasión que permitieron calmar la situación y reducir la tensión, desistiendo de sus intenciones por lo que finalmente, sobre las tres de la tarde, salió del domicilio de forma voluntaria, siendo detenido por efectivos de la Guardia Civil y atendido por el personal médico facultativo quedando posteriormente el detenido a disposición judicial del correspondiente juzgado de guardia de Puerto del Rosario.