icono FACEBBOK icono TWITTER icono YOUTUBE icono CARTAS AL DIRECTOR icono_INSTAGRAM.jpg icono DIRECCION icono DIRECCION

cabeceratribunabenemerita

 

El 7 de febrero de 1912 se desplegaron en El Salvador (actualmente República de El Salvador) un capitán y un sargento de la Guardia Civil para crear las bases de la denominada “Guardia Nacional”, que nace con la intención de que fuese similar a la Guardia Civil.

Esta asistencia técnica internacional se gestaría tras la solicitud de apoyo que había realizado un año antes el Presidente de El Salvador, Manuel Enrique Araujo, al Gobierno español.

Dicha asistencia técnica, aprobada en su inicio por el Presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas Méndez, duraría 14 años, dándose por finalizada en 1926. Gracias a la misma se dotó a la Guardia Nacional de El Salvador con reglamentos basados en los de la Guardia Civil, se formó en un nivel básico a los nuevos agentes y se configuró una distribución territorial de unidades similar a la del Cuerpo en España.

Previamente, en 1894, hubo un intento de desplegar una asistencia técnica en Guatemala, pero pese a que se envió a un sargento del Cuerpo no fraguó la idea, debido al magnicidio del por entonces presidente, José María Reina Barrios (24/12/1854 – 8/02/1898), y a que los sucesivos Gobiernos no dieron continuidad a dicho proyecto.

El mundo global en el que vivimos implica que cada día sea más importante la cooperación internacional, de tal forma que la acción exterior se ve reflejada en el ámbito de la Guardia Civil fundamentalmente en tres ejes de actuación:

  • La cooperación con otras policías u organismos internacionales.
  • El apoyo a la acción del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAEUEC).
  • Y la participación en operaciones de gestión de crisis.

La Guardia Civil posee unas características y capacidades que la hacen idónea para asumir este tipo de responsabilidades. Su carácter militar, que le concede un perfil de fuerza robusta; la preparación de sus miembros; y el convencimiento de que la seguridad interior de un país empieza más allá de sus fronteras hace que cada vez sea más numerosa la presencia de guardias civiles fuera de nuestro territorio.