icono FACEBBOK icono TWITTER icono YOUTUBE icono CARTAS AL DIRECTOR icono_INSTAGRAM.jpg icono DIRECCION icono DIRECCION

cabeceratribunabenemerita

02 09 23

El 9 de febrero de 1846, S.M. la Reina Isabel II de Borbón ordenó al recién creado Cuerpo de la Guardia Civil la escolta de las conducciones de caudales por todo el territorio nacional

La Real Orden del Ministerio de la Gobernación decía textualmente: "...que los jefes políticos de las provincias presten el auxilio de la fuerza de la Guardia Civil, en todos los casos en que los comisionados del Banco de San Fernando se lo pidan, para escoltar la conducción de caudales, por ser este servicio propio del Instituto de aquel Cuerpo y uno de los más preferentes, cuidar de la seguridad de los caminos, teniendo entendido que la escolta se ha de relevar de destacamento en destacamento."

Se remarca que este servicio es propio del Instituto y preferente al estar relacionado con la seguridad de los caminos. Se determina, también, que la escolta se realizará relevándose de destacamento en destacamento, similar forma a como se realizaba con las conducciones de presos.

La anterior disposición, consecuencia de algunas disfunciones y reticencias de los Gobernadores Civiles, debió ser reiterada por Real Orden de 1 de agosto del mismo año.

Desde entonces, la Guardia Civil viene prestando este servicio, de manera ininterrumpida, como uno de los preferentes relacionados con la seguridad de las vías de comunicación. Y son muchos los incidentes con intentos de asalto, por parte de los forajidos, a las conducciones.

Inicialmente, se encargaban de este servicio las unidades territoriales, los tradicionales “Puestos”. Posteriormente, y ante la necesidad de cubrir grandes distancias con empleo de medios de transporte cada vez más avanzados, se utilizaron para estos cometidos a las unidades móviles, como el antiguo 14º Tercio.

En la actualidad, la escolta de los transportes de caudales del Banco de España es un cometido que realiza la Unidad de Protección y Seguridad (UPROSE) de la Zona de la Guardia Civil de Madrid y, concretamente, se vienen prestando por la Compañía de Conducciones Especiales afecta a la Jefatura de Seguridad Penitenciaria de la UPROSE, utilizándose para ello medios de transportes blindados.

Las escoltas de los transportes de caudales con destino a las sedes insulares del Banco de España se realizan, como norma general, por vía aérea, contando para ello con los medios aéreos de los que dispone el Ejército del Aire y del Espacio, con quien se firmó el preceptivo convenio de colaboración.

De forma puntual, y cuando las circunstancias de los transportes requieren una especial protección, los servicios son reforzados por Unidades de la Agrupación Rural de Seguridad (ARS), Servicio Aéreo o Grupo de Acción Rápida (GAR).