icono FACEBBOK icono TWITTER icono YOUTUBE icono CARTAS AL DIRECTOR icono_INSTAGRAM.jpg icono DIRECCION icono DIRECCION

cabeceratribunabenemerita

 

El 11 de febrero de 1905, cuatro guardias civiles y el sargento Comandante de Puesto de Briviesca (Burgos) localizaron y detuvieron a cinco reclusos que se habían fugado tres días antes del centro penitenciario burgalés, ubicado en la localidad de Miranda de Ebro, reingresándolos en la prisión.

Este eficaz servicio fue reconocido por el Director General del Cuerpo, quien ordenó que se les diera las gracias y se les premiara con la correspondiente anotación en su “Hoja de vida y costumbres”.

En la actualidad, la “Hoja de vida y costumbres” se denomina “Hoja de servicios”, y según el artículo 54 de la Ley 29/2014, de 28 de noviembre, de Régimen del Personal de la Guardia Civil, es uno de los documentos que forman parte del “Historial profesional” de cada miembro del Cuerpo, donde se reflejan las vicisitudes profesionales de cada guardia. La “Hoja de servicios” es un documento objetivo, en soporte informático, en el que se exponen los hechos y circunstancias de cada guardia civil desde su incorporación al Cuerpo.