icono FACEBBOK icono TWITTER icono TWITTER icono YOUTUBE icono CARTAS AL DIRECTOR icono_INSTAGRAM.jpg icono DIRECCION icono DIRECCION

cabeceratribunabenemerita

RF svc aereo 20230912 01

Su Majestad el Rey ha recibido a una comisión del Servicio Aéreo y del Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ de la Guardia Civil, con motivo de la conmemoración del 50º aniversario de su creación.

 D​on Felipe ha recibido en audiencia militar, en el Palacio Real de Madrid, a una comisión del personal perteneciente al Servicio Aéreo y al Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ de la Guardia Civil, con motivo de la conmemoración del 50º aniversario de su creación.

Cumplimentaron a Su Majestad el Rey los coroneles jefes de las dos unidades, acompañados por representante de todas las escalas.

Servicio Aéreo

El Servicio Aéreo de la Guardia Civil es una unidad que se ha ido especializando y evolucionando a lo largo de los años, con misiones como la seguridad ciudadana, la vigilancia medioambiental y la de actividad pesquera, la marítima, la de costas y fronteras, la vigilancia y protección de objetivos, el transporte de personal y material, y los servicios humanitarios, entre otras.

Nace en el año 1972, con la formación del Grupo de Helicópteros y Unidades Periféricas. En 2007 se crea el Grupo de Aviones, que permitió un cambio cualitativo en el aspecto geoestratégico y operativo, posibilitando la vigilancia marítima lejos de nuestras costas. Desde el año 2015 el Servicio Aéreo forma también a sus guardias civiles para ser operadores de RPAS (drones).

En la actualidad, el Servicio Aéreo de la Guardia Civil lo componen casi 300 efectivos y cuenta con una flota de 41 unidades, de las cuales 38 son helicópteros y 3 aviones. Durante sus 50 años de existencia, se han realizado más de 303.000 horas de vuelo.

En total ha participado en más de 100.000 actuaciones (más de 6.000 en el último año) entre las que destacan la búsqueda de desaparecidos, evacuaciones y rescates, naufragios, la lucha contra el tráfico ilegal de personas y mercancías en costas y fronteras y la lucha contra el narcotráfico.

Se le han otorgado la medalla de Oro al mérito de la Protección Civil por la colaboración en las inundaciones que afectaron a la provincia de Lleida en 1982, la Gran Cruz de Caballero de la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania por el rescate de marinos de un buque alemán a la deriva, o la Medalla del Congreso de EEUU por el rescate y salvamento en Sierra Nevada de dos oficiales americanos, entre otras condecoraciones.

Además, el Servicio Aéreo de la Guardia Civil participa habitualmente en diferentes actividades promovidas desde la Agencia FRONTEX, cursos, grupos de trabajo y Operaciones como Hera en Mauritania, Hermes en Italia, Poseidón en Grecia e Indalo en Almería y Málaga.

Cuenta con un helicóptero en Nuadibú (Mauritania), en misión de lucha contra las actividades relacionadas con la inmigración ilegal o con otras actividades ilícitas o un avión CN-235 en Sigonela (Italia) enmarcado en la Operación Tritón de control de la inmigración procedente de las costas del Norte de África que desarrolla la Unión Europea.

Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ

El Servicio de Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil tuvo su origen en los primeros agentes artificieros dentro del Cuerpo, los especialistas en Explosivos, creados el 2 de marzo de 1973. Esta especialidad se estableció con el fin de hacer frente a la escalada en acciones terroristas con el uso de explosivos.

En los primeros dos años se titularon 374 desactivadores de la Guardia Civil, pioneros en la desactivación de bombas y explosivos fuera de las Fuerzas Armadas. Posteriormente, en 1980 se creó la Escuela de Técnicos Especialistas en Desactivación de Explosivos.

Desde entonces, los agentes han ido evolucionando en su servicio, adaptándose a las necesidades y ampliando su campo de trabajo. Por ello, desde 1999 al Servicio de Desactivación de Explosivos se unió la Defensa Nuclear, Radiológica, Biológica y Química (NRBQ).

En la actualidad existen 41 grupos de desactivación de explosivos y 22 equipos de búsqueda y localización distribuidos por toda España.

Atentados, amenaza nuclear o servicios humanitarios

El trabajo del Servicio de Desactivación de Explosivos comprende desde la neutralización a diario de proyectiles que aparecen en distintos puntos de España, procedentes en su mayoría de la Guerra Civil, hasta la detención de comandos terroristas con material explosivo o la intervención en grandes catástrofes humanitarias.

Desde sus inicios, los agentes del SEDEX NRBQ han neutralizado más de 255.000 municiones de todo tipo y han desactivado más de 3.220 artefactos explosivos, como bombas-lapa o coches bomba. Además de la lucha contra la actividad terrorista o las nuevas amenazas nucleares, biológicas o químicas, la unidad también realiza servicios de carácter humanitario.