icono FACEBBOK icono TWITTER icono TWITTER icono YOUTUBE icono CARTAS AL DIRECTOR icono_INSTAGRAM.jpg icono DIRECCION icono DIRECCION

cabeceratribunabenemerita

6265d56c c922 4dff 9f78 e5c5eeaa36c1 16 9 aspect ratio 1200w 0

Los jefes de los nuevos tercios y comandancias de toda la Guardia Civil serían nombrados el 2 de febrero de 1944 por varias órdenes ministeriales

Tanto el “Escalafón de Suboficiales y Cabos” de 1943, publicado por el Negociado 2º de la Sección de Personal de la Dirección General de la Guardia Civil, como la publicación particular “Anuario del Guardia Civil”, fechada en enero de ese mismo año y que también contenía dicho escalafón, cuyo autor principal fue el entonces teniente coronel Eugenio Calvete Hernández, antiguo capitán de la Comandancia de Carabineros de Algeciras (1929-1931), fueron impresos en la “Imprenta y Litografía”, ubicada en el número 3 de la calle madrileña de Juan Bravo. A partir del año siguiente la edición de los sucesivos escalafones correspondería sólo ya al “Taller-Escuela de Artes Gráficas de Huérfanos de la Guardia Civil”.

Ambas publicaciones, tras lo expuesto en los artículos anteriores, proseguían con la lista-escalafón de los guardias, cornetas y trompetas que se hallaban declarados aptos para el empleo de cabo en los exámenes de selección verificados en los Tercios Rurales y Móviles en el mes de abril de 1942. Por supuesto, para obtener dicho empleo debían de seguir en el “Centro de Instrucción”, los cursos reglamentarios.

Los destinados en la 216ª Comandancia Rural (Cádiz), que al ser de entidad provincial comprendía también el Campo de Gibraltar si bien no se especificaba el puesto concreto, eran los guardias 2º de Infantería Aurelio Pérez Zarzuela, Emilio Valverde Peña, Antonio Carmona Gil, José Flores Comitre, Manuel Butrón García, Blas Luque Navarro, Alejo Medina Guerra, José Grandio Rodríguez, Cristóbal Reguera Herrero, Ildefonso Vera Sánchez, José Céspedes Mesa, José Ortega Pérez, Julio Peña Luis, José García Morales, Valentín Morata Blázquez, José Marín Guerrero, Juan Atienza Hernando, Pedro García Gómez González, Ramón Escriche López, Manuel Valencia Espíritusanto,Francisco Carrillo Aurrecoechea, Andrés Nieto Garrido y José Labrador Rodríguez, así como el guardia 2º de Caballería Andrés Ramírez Domínguez.

A continuación, se publicaba la lista-escalafón de los guardias declarados aptos para el mentado empleo de cabo en los exámenes de selección verificados en los Tercios de Costas y Fronteras y Comandancias Exentas, en el mes de octubre de 1942. Al igual que los citados anteriormente, procedentes del antiguo Cuerpo de la Guardia Civil, estos antiguos carabineros reconvertidos en guardias civiles al entrar en vigor la ley de 15 de marzo de 1940, debían de seguir en el mismo “Centro de Instrucción” los cursos reglamentarios para obtener dicho empleo.

Respecto a los destinados en la 134ª Comandancia de Costas (Algeciras), los declarados aptos para el citado empleo de cabo eran los guardias 2º Juan García Fernández, Ramón Bo Villalobos, Andrés Morcillo Sancho, Francisco Rodríguez Calpena, Benigno Díez Chimeno, Alfonso Gómez Rodríguez, Fernando Iglesias Arroyo, Domingo del Campo Pérez, José Vallejo Márquez, Juan Criado Moreno, Pedro Jiménez Mora, Juan Antonio Bravo Folgueras, Manuel Ponce Casablanca, Calixto Durán Cáceres, José Esteban Pineda, Emilio Pintado Castaño, José Liceras Salguero y Casimiro García González.

Una vez expuesta la situación y destino al inicio del año 1943 en el Campo de Gibraltar, tanto de la 216ª Comandancia Rural (Cádiz) como de la 134ª Comandancia de Costas (Algeciras), de los diferentes jefes, oficiales, suboficiales, cabos y guardias civiles declarados aptos para el citado empleo de cabo, conviene reproducirse, dado lo significativo que es, lo dispuesto por escrito de la Sección de Personal, Negociado 1º, de la Dirección General de la Guardia Civil, de fecha 27 de septiembre de dicho año:

“S.E. el Director General del Cuerpo, ha tenido por conveniente disponer que, a partir de la propuesta del presente mes, la adjudicación de destinos forzosos de provisión normal, a los Jefes y Oficiales, se llevará a efecto empezando por los más modernos y dentro de cada empleo de los que no estén ocupando destino de plantilla. En la procedencia de Rurales, Móviles y Veteranos, los más modernos serán destinados a las Unidades de Canarias, los siguientes, por dicho orden, a la 200 Comandancia Exenta (Marruecos), y en tercer lugar, al 17º Tercio Rural (Asturias). Los más modernos de Costas, Fronteras y Especialistas, lo serán con ocasión de vacante, a la 134 Comandancia de Costas (Algeciras).”

Prosiguiendo con el relato histórico, tras un primer proceso de asimilación e integración del personal del antiguo Cuerpo de Carabineros en el de la Guardia Civil, que duró unos tres años y que dio lugar a que temporalmente se creasen veinte comandancias nuevas en la Benemérita (las antiguas veinte comandancias de Carabineros existentes en 1940), se decidió dar un segundo y definitivo paso. Diecinueve de estas comandancias pasarían en 1944 a integrarse junto a las antiguas comandancias territoriales de la Guardia Civil.

La única excepción sería la antigua 10ª Comandancia de Carabineros (Algeciras), reconvertida inicialmente en la 66ª Comandancia Administrativa de la Guardia Civil (Algeciras) y que con la Instrucción General núm. 3, de 20 de febrero de 1941, de la Dirección General de la Guardia Civil, había pasado a convertirse en la 134ª Comandancia de Costas de la Guardia Civil (Algeciras).

Si bien la nueva disposición que reorganizaría la Guardia Civil estaba fechada el 21 de diciembre de 1943, entró en vigor el 1º de marzo siguiente, siendo nuevo director general del Cuerpo, “en plaza de superior categoría”, el general de división Camilo Alonso Vega.

En lo que afecta a nuestra provincia se suprimieron los dos Tercios (16º Rural y 34º de Costas) y las tres Comandancias (216ª Rural, 134ª de Costas y 234ª de Costas). En su lugar se creó el nuevo 37º Tercio Mixto, con cabecera en la capital malagueña, quedando integrado por las nuevas 137ª, 237ª y 337ª Comandancias Mixtas de Málaga, Cádiz y Algeciras, respectivamente.

Hay que significar que lo de “Mixto” se debía a que estaban conformadas tanto por unidades rurales como de costas y especialistas fiscales, que en función de la demarcación asignada, prestaban los servicios tradicionales de seguridad pública propios del Cuerpo de la Guardia Civil desde 1844 así como los de resguardo fiscal y lucha contra el contrabando que desde 1829 hasta 1940 había tenido encomendados el Cuerpo de Carabineros.

La 237ª Comandancia Mixta (Cádiz) se creó prácticamente sobre la base de la 216ª Comandancia Rural (Cádiz) y la 234ª Comandancia de Costas (Cádiz), mientras que la 337ª Comandancia Mixta (Algeciras), lo hizo fundamentalmente, pero no únicamente como ya se verá, sobre la anterior 134ª Comandancia de Costas (Algeciras).

Los jefes de los nuevos tercios y comandancias de toda la Guardia Civil serían nombrados el 2 de febrero de 1944 por varias órdenes ministeriales firmadas por el entonces ministro del Ejército, general de división Carlos Asensio Cabanillas, que serían publicadas tres días más tarde en el diario oficial. Entre todos ellos, el coronel Andrés García Pérez sería nombrado jefe del 37º Tercio Mixto (Málaga) y los tenientes coroneles Francisco Rodríguez Hinojosa, Federico Montero Lozano y Manuel Sanmartín Rives, fueron nombrados jefes de las nuevas 137ª Comandancia Mixta (Málaga), 237ª Comandancia Mixta (Cádiz) y 337ª Comandancia Mixta (Algeciras), respectivamente.

En el caso de la comandancia campogibraltareña hay que recordar que el teniente coronel Sanmartín, procedente del desaparecido Cuerpo de Carabineros, ya venía mandándola, como 134ª Comandancia de Costas, desde la entrada en vigor de la orden del Ministerio del Ejército de 29 de julio de 1941.

JESUS N. NÚÑEZ CALVO
Coronel (R) Guardia Civil y Doctor en Historia