icono FACEBBOK icono TWITTER icono TWITTER icono YOUTUBE icono CARTAS AL DIRECTOR icono_INSTAGRAM.jpg icono DIRECCION icono DIRECCION

cabeceratribunabenemerita

corbi

El juzgado considera que fue discriminado respecto a otros compañeros condecorados por haber participado en la redacción del mismo libro de la lucha contra ETA que él lideró

El Ministerio del Interior acaba de recibir un nuevo varapalo de la Justicia. El Juzgado de lo Central de lo Contencioso-Administrativo de Madrid le obliga a conceder la Cruz de Plata al mérito de la Guardia Civil al coronel en excedencia voluntaria Manuel Sánchez Corbí. Este mando, que tiene uno de los historiales más brillantes del Instituto Armado en la lucha contra ETA, escribió junto a otros compañeros el libro 'Historia de un Desafío', sin duda el más completo de cuantos se han publicado en España sobre el combate contra el terrorismo.

El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska concedió esa medalla a todos los que intervinieron en la obra salvo al coronel, que además había sido el líder de ese proyecto, según quedó de manifiesto en el juicio. A cambio, a Corbí le dio la medalla de la orden al mérito de la Guardia Civil, con distintivo blanco, de menor categoría.

Hay que recordar que en agosto de 2018 el Ministerio del Interior destituyó de forma fulminante al coronel Corbí como jefe de la Unidad Central Operativa, una etapa en la que esa unidad obtuvo éxitos tan relevantes como la resolución del asesinato de Diana Quer o de la autora del crimen del niño Gabriel Cruz en Níjar (Almería), junto a varias operaciones contra la corrupción política. El detonante de aquella decisión fue un correo electrónico en el que el mando ordenaba el cese de las investigaciones en las que fuese necesario el empleo de fondos reservados porque en ese momento, explicaba, estaban bloqueados.

La Sala establece que el cese de un cargo de confianza exige motivación, también en la Guardia Civil, y que en este caso la hubo

Corbí recurrió esa decisión de Interior pero la justicia, al contrario de lo que ha sucedido con la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid, sí avaló la medida. Todos estos episodios, que son ajenos al libro, parece que influyeron en Interior a la hora de adoptar una decisión tan discriminatoria en razón a los méritos de unos y otros en la citada obra.

En el caso de la Cruz de Plata de la Guardia Civil, una de las condecoraciones de más prestigio en el Instituto Armado aunque no esté pensionada, al contrario que las medallas al mérito con distintivo rojo, la magistrada reconoce en su sentencia que pese a que las condecoraciones son una facultad discrecional de la Administración, en el caso analizado sí ha existido una infracción del principio de igualdad del artículo 14 de la Constitución por el trato distinto que se da a situaciones iguales; por todo ello, estima el recurso interpuesto por el coronel y declara la resolución del Ministerio del Interior «no ajustada a derecho». Por ello, procede anularla y obligar al departamento de Marlaska a otorgarle la Cruz de Plata de la orden al mérito de la Guardia Civil.

La abogada de Corbí, Vanessa Ruiz, del despacho de abogados Guardian Legal, asesoría jurídica de la asociación profesional Aprogc, a la quen pertenece Corbí, basó su demanda en que se había vulnerado el principio de igualdad del artículo 14 de la Constitución, argumento acogido por la magistrada. El abogado del Estado, por su parte, consideró que la condecoración era conforme a Derecho, aludiendo a la discrecionalidad técnica de la Administración y que no todas las personas que intervinieron en la elaboración del libro obtuvieron la citada Cruz de Plata.

Vanessa Ruiz García, aseguira que «aunque la Administración se ampare en su discrecionalidad para el otorgamiento de condecoraciones, no puede infringirse el principio de igualdad amparado en el artículo 14 de la Constitución, por lo que era de recibo que el coronel recibiera una Cruz de Plata y no una de menor de rango como era la que se le había concedido».

ACCESO FUENTE